Utopía

Apareces y te vistes de utopía.
Tu suave luz y olor me desordena,
tu pelo rompe todos los esquemas:
hojas del árbol de la melancolía.

El anden se desmorona cuando tomas,
tren despierto si cabalgas por sus vías.
Rompió en silencio el autobús de línea.
Se hizo de rogar la curva de tu boca.

No te extrañes si ahora entiendo a los espejos,
que dibujan la silueta sin tocarte:
el reflejo en el reflejo de unos ojos.

La poesía es el refugio de los necios,
los que llaman a tu tez “obra de arte”,
los que saben de tu voz… y sus cerrojos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s