Diferente

Si te digo que no engañas con un guiño,
no me vengas con historias de segunda.
Tu misterio encontrarán donde se juntan
la dulzura tuya y sencillez de un niño.

Si preguntan qué te hace diferente,
no tendré canciones, versos, que dejarles.
Te busqué sobre la ruta equivocada y
me saciaste con tu voz que fue mi fuente.

Tu cabello de espinela y obsidiana,
una luna entrelazada en tu retina,
y la tez: pulcra y brillante maravilla.

Y decir que tú me endulzas las mañanas,
yo tan necio sin saber que me asesinan,
tus palabras, tus silencios: tus mejillas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s