Limerencia

Se dice del suicida que deambula
en las dunas de una piel, y pensativo
se obceca en poseer lo que no tiene,
cansado de matarla a infinitivos.

Se dice del fantasma limerente
que atraca a tinta armada en sus poemas,
tratando de viajar contracorriente
al mar que nace bajo una diadema.

Así una noche más que gata y gato
maúllan cada uno en una esquina.
Tratar de amarse no dio resultado.

Perdieron seis vidas en el intento -y creo-
si amar es de suicidas, imagina,
que aquel cuento de gatos no ha acabado.

Anuncios

Un comentario en “Limerencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s