A la mitad

Cuando me hablas sacudes mis cicatrices,
nace un arbol sobre hojas desecadas.
Si quisiste que acabara, ¿porqué sigues?,
fuiste todo para mi y lo hiciste nada.

Ahora en este punto entenderás,
que no vaya a regalarte mi presencia.
Soy poco de donarme a la mitad,
no valgo de cabina de emergencias.

Tus miedos te han llevado a un escondrijo,
quedaste atrapada sin ayuda,
y sabes que yo amo los acertijos.

Decías poco y, la verdad mejor desnuda.
Tú trata de arriesgar y tal vez elijo
romper con los cimientos de tus dudas.

Anuncios

Un comentario en “A la mitad

  1. Me ha sorprendido gratamente… Creí yo, que los jóvenes, (sumergidos en el estrés, los whatsapp, la música…), no les quedaba tiempo para la poesía.
    Te animo a que sigas utilizando la poesía para dar salida a tus pensamientos.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s