Parálisis

Si te digo la verdad, nunca me gustó este momento. Delante de mi, con esa mirada sensual y cautivadora. Seguramente ni me conozcas. Es normal, nunca tuve la valentía de acercarme y decirte todas esas cosas que se dicen los borrachos a altas horas de la noche, pero piensan durante todo el día, aunque no lo digan.

Pensándolo mejor, tengo que decir que sí que me gusta ese momento. Me alegra que aparezcas en la parada del bus, en la biblioteca, el supermercado, en medio de la calle, sentada en aquel bar. No llevas nada especial, sin contar aquello que tienes que no tiene nadie.

El problema no está en lo que me guste o no me guste. El problema está cuando esa mirada tiene la capacidad de paralizarte. Extraño masoquismo que induce la belleza.medusa

Medusa de Bernini

Eres cómo Medusa. Tan cautivadora y a la vez tan destructiva, capaz de hacer de piedra a quien te rodea. Aparto la cara por si aprecias mi descaro.

Pero quiero que sepas, que no dudaría un segundo en mirarte si estás dispuesta a volverme de piedra. No tengo mucho que darte, sólo un mundo por delante, y sobre todo estás palabras.

Cuando me miras trato de escribir sobre ti. No olvides nunca que el papel vence a la piedra.

Anuncios

4 comentarios en “Parálisis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s