Tiempo

1210155202_extras_ladillos_1_0

Me prometes la luna y te escondes. Pasas a mi lado y finges no haber visto nada. A veces pareces eterno y otras, en cambio, corres como si no hubiera un mañana.

Me hablas de futuros mejores, de despertadores cuando menos esperemos,  de personas que aparecerán en el momento adecuado y de cosas que serán para siempre.

Me hablas de aquello que fue, con ese silbido tenue que es la memoria. Me machacas con aquello que debí hacer pero no hice y, otras veces, me haces llorar recordando aquel tiempo pasado, y sobre todo esas personas que le ponían nombre.

Tantas veces te olvidas del suelo que piso, haciéndome mirar al frente, por ello que tropiece tan a menudo.

Pero sé que me alimentas, como haces con los relojes. A veces tan lento, a veces tan eterno. No mueves el mundo, pero sí lo vigilas de cerca, bloqueando las puertas de regreso y las salidas de emergencia.

Ojalá pudiera tocarte y manejarte a placer, pero eres así de exquisito. Ojalá pudiera agarrarme a ti con fuerza para que me llevaras a donde quisiera. Pero por algo lo haces. Nos das limitación.

Tú, tiempo, nos haces más débiles. Y ahí, justamente ahí, nos regalas la fuerza.

 

Anuncios

2 comentarios en “Tiempo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s