¿Cuánto vale una persona?

“Tanto tienes, tanto vales” dice la gente, añado yo “tanto eres”. Nos preguntamos a menudo sobre el valor de las cosas, sobre por qué una chaqueta de marca vale más que una que no lo es, por qué un caballo pura sangre vale más que un mestizo, o por qué la misma copa vale el doble en Madrid que en la ciudad en la que vivo. ¿Qué marca el valor de las cosas? ¿Qué constituye el valor de las personas?

Empecemos por lo primero: tengo cuerpo. Soy 206 huesos, más de 650 músculos, un corazón que bombea 300 litros cada hora, soy el aire que exijo trece veces por minuto. Soy venas, arterias y capilares, soy riñones (y según el dicho español estos valen lo suyo), soy la piel que me viste todos los días. Soy mis órganos sexuales, mi lengua y mi ombligo, las plantas de los pies y mis huellas dactilares, soy mis cinco sentidos, y el resto de sinsentidos que quedan por descubrir en el ser humano.

Pienso, luego tengo algo que me hace pensar. Soy materia gris haciendo 300 mil millones de operaciones por segundo. Soy lo que percibo del mundo que me rodea, mi memoria, mis hábitos, mis horas de sueño y sobre todo aquellas que paso despierto. Soy aquello que no entiendo, aquello que no acepto y aquello en lo que creo.

Soy la música  que toco, las letras que escribo y las palabras que ha soltado  mi boca. Soy mis silencios. Lo poco que sé de casi todo y lo mucho que se de casi nada, lo que quiero conocer y lo que quiero olvidar. Soy la gente que me rodea, la que me quiere y la que no me quiere ni ver. Soy la gente a la que echo de menos, y también a la que echo de más. Soy mis antepasados, y en especial mis padres, sin los cuales directamente, no sería nada.

Soy lo que he aprendido, y lo que me hace pensar. Soy mis errores, mis despistes, mis miserias, mis deseos, mis utopías. Soy los sitios que he visitado y aquellos que me quedan por conocer. Soy aquello de lo que presumo, aquello que escondo y aquello que cambiaría de mí.

Soy uno de tantos tratando de encontrar un sitio en este planeta que habitamos, viviendo una vida sin manual de instrucciones ni curso de iniciación. Fuí, soy y seré, y mientras sea, quiero ser algo, pero contigo.

Anuncios

14 comentarios en “¿Cuánto vale una persona?

  1. Somos el todo y el nada. Interiorizar con nosotros mismos, siendo consciente de nuestras miserias pero de igual modo, mostrar y demostrar con orgullo nuestros valores… Todo ello en su conjunto es, el todo y nada, somos nosotros.
    Muy bella reflexión, y mayor satisfacción es cuando la llevas a cabo ese encuentro…
    ¡Enhorabuena por la sensibilidad con que lo muestras!

    Le gusta a 1 persona

    1. Es difícil definir lo que somos, me limito a transmitir la idea de que somos bastante más de lo que pensamos, tanto en virtudes como en miserias, y que todo ese conjunto que trasciende a nuestros propios actos constituye a nuestra persona.
      Muchas gracias Carmen por tu comentario y bienvenida al blog.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s